Qué es un colorímetro

Esta es una herramienta que mide la absorbencia de una solución e identifica su color así como el matiz mediante una frecuencia determinada. Para lograr una medida objetiva y real del color, los colorímetros conocidos están diseñados a partir del fundamento de que la absorbencia de un componente es directamente proporcional a su concentración. Por esta razón las sustancias concentradas dan una lectura de absorción más elevada que las menos concentradas.

El colorímetro posee un filtro para poder intercambiar el color del haz de luz, ya que el sustrato absorberá mejor cierto color. Estos cambios se emplean para llevar al máximo la precisión de la lectura, teóricamente la luz que más absorbe un sustrato es del color contrario a él, por ejemplo: si el sustrato es color naranja el filtro más adecuado será el de color azul. Para llevar a cabo este trabajo se hace pasar un haz de luz por una solución, se mide la cantidad de luz que atraviesa la solución, se compara con la entrante y la diferencia de éstas será el valor de la absorción.

Una variante del colorímetro es el fotocolorímetro, este instrumento se utiliza en laboratorios químicos para medir la concentración en sustancias liquidas “transparentes”. El fotocolorímetro, a diferencia del colorímetro, hace pasar haces de luz infrarroja y ultravioleta a través de la sustancia, los compara con agua pura y destilada, y la diferencia entre éstos determinará la concentración de la sustancia medida.

El sistema de ambos artefactos es electrónico y la luz del haz será tan amplia cromáticamente como sea posible.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 04/01/2013