¿Cómo abrir una alcancía de cerámica?

Desde años anteriores las alcancías han sido la forma más divertida de ahorrar, muchos suelen comprar sus propias alcancías ya que los bancos cobran comisiones muy altas, además de que el dinero no siempre está en su totalidad disponible, ya sea porque los cajeros no tienen efectivo o simplemente porque los bancos se quedan sin red, existen muchas variedades y tipos de alcancías, las más comunes de todas son las que están hechas de cerámica en forma de marranitos, aunque en el mercado existan un sinfín hechas de plástico y otros materiales, las de cerámica siguen siendo las mejores para poder ahorrar nuestro dinero.

Unas de las principales formas y más fáciles de poder romper la alcancía de cerámica son las siguientes:

  1. En primer lugar, poner nuestra alcancía en un trapo lo suficientemente grande que cubra toda la alcancía para posteriormente con un martillo pegarle con fuerza para que de esa forma se rompa y obtener nuestro dinero ahorrado.
  2. La más fácil y popular es solamente aventarla al piso y sola se romperá, aunque muchas alcancías necesitan más de una aventada, ya que la cerámica llega a ser muy dura, no es recomendable romperla de esta forma ya que los pedazos de cerámica pueden brincarnos y lastimar.
  3. Pero si no se quiere romper para poderla utilizar, sólo se le hará un orificio lo suficientemente grande con un taladro o desarmador para que posteriormente se selle con yeso o cemento y pueda utilizarse de nuevo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ceramica
Ultima modificación: 10/03/2013