Cómo se limpia la porcelana

La limpieza se realiza con agua tibia y jabón suave para no afectar al esmalte. El lavado se realiza en una fuente de plástico para no dañar la porcelana, usando una escobilla suave para limpiar los ángulos rotos. Después se lava con agua limpia, si es posible destilada, y se seca con un paño sin pelusas.

Si la porcelana tiene bordes o base de metal, deben limpiarse los materiales por separado porque el metal húmedo se oxida. La porcelana se limpia usando un palito con algodón, siguiendo el sistema descrito, y el metal se limpia con un palito con algodón usando Tamishield Sil ver, que luego se saca mediante otro algodón con agua, para finalmente secar.

Durante la limpieza hay que tener mucho cuidado con el esmalte que puede salir fácilmente, al igual que algunas decoraciones realizadas en dorado. A las porcelanas Irdenware y Fayencen no es recomendable ponerlas en agua porque contienen lacas que pueden salirse fácilmente. No es bueno usar agua caliente ya que puede trizar las piezas. Tampoco se emplea jabón para lavar pues muchos de sus ingredientes pueden dañar el esmalte. Se seca bien con un paño suave sin pelusa.

Los objetos de terracota no se deben limpiar con agua: se saca el polvocon un pincel suave y se escobilla con acetato de amonio. La terracota es sensible a hongos que se pueden matar en una cámara con Timol. pero dejan unas manchas cafés (marrón) en la superficie, las que se pueden eliminar en parte con un bisturí.

En general, las manchas de la porcelana se deben mayormente al uso del objeto estando trizado. La mayoría de estas manchas fueron causadas por té, café o grasa. Estas manchas en objetos no porosos salen con un poco de sal de cocina humedecida. Las manchas de fruta o tinta salen al colocar sobre la superficie sal humedecida, dejando penetrar por dos horas; después la sal se saca con agua tibia.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ceramica
Ultima modificación: 06/22/2012