Cómo preparar la pintura

Para poder preparar pintura lo primero que se debe hacer es mezclar muy bien la pintura dentro de su envase revolviendo con movimientos circulares desde el fondo hacia arriba con una paleta, hasta poder lograr una consistencia homogénea y un color uniforme.

Si la pintura que se va a usar es vinílica o de látex se diluirá con agua, en caso de que la pintura esté elaborada con componentes sintéticos se tendrá que diluir con aguarrás, la cantidad adecuada que se debe usar del disolvente suele estar descrita en la etiqueta de cada producto, por lo que se deberá tener en cuenta las instrucciones que se indiquen para conseguir una pintura de calidad y durabilidad.

Lo mas recomendable es utilizar siempre tarros de pintura nuevos, así las cantidades de disolvente no variarán a las indicadas en la etiqueta, en caso de que se trate de una pintura que fue utilizada anteriormente se deberán retirar los grumos y la pintura seca antes de usarla y hay que tomar en cuenta que ya se encuentra previamente diluida, en caso de necesitar una nueva dilución se usará únicamente la mitad de las proporciones indicadas en el envase.

Los mejores días para pintar son los días secos y soleados, recordando dejar secar entre mano y mano. Para finalizar, la preparación de una pintura adecuadamente, que proporcione mayor calidad, tendrá siempre una capacidad de cobertura mayor que en ocasiones con tan solo una mano de pintura será suficiente, además durará cerca de cinco años más que la pintura preparada erróneamente.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Construccion
Ultima modificación: 10/02/2013