Como crear una cabina de pintura en el garaje

En el artículo de hoy os vamos a enseñar como crear una cabina de pintura en el garaje. Son muchas las ocasiones en las que necesitamos pintar aquello que estemos haciendo y muchas las veces que nos toca dejarlo para otro día porque nos toca limpiar todo el polvo para que no caiga sobre la pintura.

Instalando una cabina de pintura en el garaje podremos terminar en el mismo día la manualidad y tendremos tiempo de limpiar mientras dejamos que la pieza que hemos pintado se seque. No nos libraremos de limpiar y de recoger pero al menos podremos hacerlo cuando ya tengamos acabada la manualidad.

A pesar de lo que podamos pensar crear una cabina de pintura es sencillo, sólo requerirá un poco de trabajo pero merece la pena. Para realizar la cabina de pintura deberemos elegir la zona que irá destinada para tal efecto. Nuestra recomendación es que uses el final del garaje por lo que solamente deberás crear un solo lado. Para ello puedes crear la estructura usando un par de tubos de PVC los cuales se pueden atornillar al techo y a las paredes y sólo deberás procurarte plástico para recubrir las paredes, el techo y el suelo. Una vez tengas todo cubierto, instala dos ventiladores: uno en la entrada y otro en el extremo opuesto para que faciliten la circulación del aire. Nos interesa que no entre polvo en la cabina por lo que recúbrelos con un filtro de aire.

Si el tamaño del garaje lo permite podremos hacer el armazón entero de madera el cual recubriremos en su interior con plástico para evitarla entrada de polvo y que queden restos de pintura. Como en el caso de la cabina provisional deberemos prestar atención a la ventilación de la cabina y usaremos el método que explicábamos antes.

Este es el misterio de la cabina, como ves no es más que un par de tornillos y ajustar un par de plásticos por lo que si dispones del espacio y de las herramientas todo son ventajas para ponerte manos a la obra.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 08/06/2012