Cómo decorar tu casa para el verano

Con la llegada del verano suben las temperaturas. Prepara tu casa para que sea más fresca.
Elige colores suaves para las paredes: tonos blancos, celestes, crema o malva. Usando estos colores, conseguirás una sensación de amplitud y frescura.

Guarda las alfombras y cambia las fundas del sofá por unas más suaves y ligeras. El tejido más conveniente para el verano es el algodón porque es el más transpirable. Adorna el sofá con varios cojines en colores alegres y fuertes: turquesa, fucsia o naranja.

Opta en el dormitorio por sábanas de algodón o lino, son las más frescas. Elige colores fríos como los azules, turquesas y violetas. Cambia las cortinas por cómodos estores, que permiten que entre la luz sin necesidad de abrirlos, evitando así que suba la temperatura de la habitación.

Coloca en varios puntos de la casa jarrones de cristal con agua y flores frescas, macetas o fruteros con fruta del tiempo. No uses fragancias fuertes en esta época del año, mejor usa fragancias frutales o florales, de olores suaves y frescos.

Para el baño elige toallas azules y blancas de estilo marinero. También puedes colocar algunas conchas con flores secas o sales de baño junto al lavabo o la bañera.

En la cocina opta por una vajilla con motivos marineros o florales, o simplemente añade a la tuya algún cuenco, vasos o ensaladera con colores fuertes o estampados divertidos.
Si tienes terraza, pon sillas, tumbonas y mesas de madera oscura. Combina estos muebles con ropa blanca de tejidos frescos para cubrir los asientos de los mismos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Decoracion
Ultima modificación: 10/16/2012