Afilado de herramientas en casa

Los aficionados al bricolaje se preocupan por tener sus herramientas en perfecto estado, bien ordenadas y afiladas. Toda buena herramienta necesita de algún tipo de cuidado, pero no os preocupéis porque se trata de mecanismos fáciles que nos llevarán poco tiempo y el coste será escaso.

Lo que hoy os proponemos es cómo afilar herramientas desde casa, de manera sencilla pero que harán que vuestras herramientas estén listas para utilizarlas en cualquier momento. ¿De qué serviría una herramienta de corte que no puede cortar?

Normalmente, podemos afilar las herramientas metálicas con un disco de carborundo. Para los metales más duros tendremos que usar un disco de carburo de silicio. Por otro lado, para pulir se utilizan piedras de diversa granulación, dureza y composición.

Por su parte, las máquinas de afilado universales están provistas de accesorios específicos para poder afilar cuchillos y tijeras. El proceso de vaciado solo dura unos pocos segundos y la herramienta se introducen en el aparato acoplándolos ejerciendo una pequeña presión.

El afilado con piedras especiales solo se puede hacer si la piedra tiene una granulación lo suficientemente gruesa. Los filos de un hacha, que son redondeados, se vacían haciendo pasar la piedra sobre la hoja. Por lo tanto, el afilado y el pulido conforman un solo proceso de trabajo.

Esperamos que estos útiles consejos os hayan servido para los que sois un poco más duchos en la materia. Para aquellos que aún sois principiantes no os preocupéis porque un buen afilado, como todo en esta vida, es práctica, mucha práctica. Y algo de maña.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Herramientas
Ultima modificación: 07/17/2012