¿Cómo afilar herramientas?

Todas las herramientas que tengamos en casa ya sean unas simples tijeras o nuestros más preciados cuchillos de corte poco pueden hacer si no cortan, en resumen, no nos sirven de nada si no están correctamente afiladas.

En este artículo os vamos a enseñar algunos métodos que se utilizan para realizar el afilado de nuestras herramientas. La calidad del afilado va estrechamente ligado a la calidad de la herramienta, de su composición, pero sobre todo del afilador y esperamos que con la práctica y este artículo puedas convertirte en un buen afilador.

Existen varias dudas que te puedes plantear a la hora de afilar la herramienta, ¿debo afilarla en seco? ¿he visto a otras personas mojar la herramienta? ¿puedo hacerlo a mano o debo usar una máquina?

Nunca se debe mojar una herramienta a la hora de afilarse, dicho proceso solo se realiza con motores de afilado al agua pues si la herramienta alcanza determinadas temperaturas puede afectar negativamente la composición del metal con el que esta realizado y tendríamos que tirar dicha herramienta a la basura al resultarnos inservible.

Si nuestra herramienta esta muy dañada lo más práctico es utilizar una máquina pues nos ayudará a pulirla. Si por el contrario deseamos realizar el afilado a mano, debemos tener en cuenta que nos asaltara la duda de que piedra de afilar usar. Existen dos tipos de piedra, las blandas o las duras. La diferencia estriba en que las primeras consiguen un afilado más rápido pero también se desgastan antes por lo que tendremos que reponerlas con asiduidad y, las segundas sufren menos deterioro y el afilado que conseguimos no se debe rectificar tanto como con una piedra blanda.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Herramientas
Ultima modificación: 07/17/2012