Cómo hacer un periscopio

Con una caja de quesos vacía, podrás hacer un periscopio que funcione como un periscopio de verdad. Es fácil de hacer y necesitas muy pocas cosas.

Materiales

Una caja grande de madera para quesos, con su tapa, o bien una caja de papel, dos espejitos, de los que se llevan en las billeteras o agendas de bolsillo, un bloque de madera de las dimensiones aproximadas de 5 X 5 X 5 centímetros.

Instrucciones

  1. Quita la tapa de la caja, pero no la tires: resérvala para después. Sierra diagonalmente el bloque de madera en dos mitades. Encola una de estas mitades a un ángulo interior de la caja, y luego encola a aquélla el espejo de modo que quede en ángulo de 45 grados.
  2. De uno de los extremos de la tapa recorta unos 5 centímetros, y vuelve a colocarla donde estaba. Encólala, si fuera necesario, para fijarla en su sitio. Dale la vuelta a la caja, y por la parte del fondo de la misma recorta una sección de unos 5 centímetros en el extremo opuesto que da frente a la superficie del espejo.
  3. Luego coloca en su sitio correspondiente la otra mitad del bloque, y encólala, seguidamente, encola á esta mitad el segundo espejo. Este último deberá estar colocado de modo que su cara dé frente a la cara del otro espejo. Hecho esto, ya podrás utilizar cuando quieras tu periscopio.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: juguetes
Ultima modificación: 10/01/2012