Cómo pintar la cocina

La cocina es posiblemente una de las habitaciones en la vivienda donde más tiempo pasemos. Si nos hemos cansado de ver siempre los mismos colores día tras día quizás sea el turno de darle un lavado de cara pintándola.

Hay infinidad de combinaciones de colores y de esquemas para pintar una cocina. No se pueden pintar solamente las paredes o el techo; también se puede pintar los armarios o los azulejos por lo que podemos jugar y hacer combinaciones de colores.

Los colores para nuestra cocina deberemos cogerlos en función de: su tamaño; si solamente usamos la cocina para cocinar y comemos en otra habitación o cuantas horas pasamos al día en ella.

Si nuestra cocina es de un tamaño reducido no deberíamos elegir colores oscuros o cálidos ya que suelen hacer que tengamos que la habitación sea aun mucho más pequeña. Los colores claros y fríos lograran un efecto de amplitud.

Si pasamos en la cocina muchas horas otra recomendación a tener en cuenta es la de buscar unos tonos suaves, neutros o claros para que nuestra vista no se fatigue. Los colores intensos sólo se usaran si se pasa poco tiempo en la cocina pues no influirá en nada este hecho.

Si usamos la cocina como prolongación del comedor es muy interesante combinar el color de las dos estancias pues conseguiremos crear cierta armonía en estos dos espacios. Esto se puede conseguir usando un esquema de contrastes los cuales dan un resultado muy sorprendente y que suele gustar mucho.

Todas estas son una serie de recomendaciones pero por supuesto luego el que decidirá los colores será la persona que más tiempo pasa en ella y como se suele decir: para gustos, colores.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Pintura
Ultima modificación: 07/17/2012