Cómo funcionan los fondos garantizados

Los fondos garantizados es otro de los productos financieros que podemos encontrar en los bancos como opción para invertir nuestros ahorros. A diferencia de los depósitos a plazo fijo estos no están garantizados al 100% sino que solo garantizan el porcentaje que se le aplique al final del plazo estipulado.

El funcionamiento en sí es sencillo, de la cantidad invertida en el fondo garantizado se fija una cantidad a interés fijo que asegure el capital inicial acordado y se juega o dicho de otra forma se invierte con el porcentaje restante que es de donde obtendremos los beneficios si se dan diversas condiciones, las cuales se suelen especificar antes de que se realice la firma del fondo garantizado.

Es por esto que este tipo de producto no tiene una gran aceptación de los inversores que buscan sacar rentabilidad a sus ahorros pues llegado el final del plazo pueden ver como no han generado beneficio alguno de dichos ahorros.

Además, tenemos que tener en cuenta a la hora de calcular los beneficios el descontar todas las comisiones bancarias así como todas las comisiones de compra/venta de opciones. Es decir todas las comisiones derivadas de la compra y venta que se producen sobre los activos (acciones, índices bursátiles, etc.) por lo que la rentabilidad aunque pueda llegar a ser alta realmente no lo es tanto después de realizar todas estas deducciones.

Por tanto, si aún no estamos del todo seguros si nos conviene este tipo de producto siempre podemos contratar los servicios de un asesor fiscal independiente el cual nos podrá solventar de mejor forma todas las dudas que tengamos y asesorarnos de forma particular.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Administracion
Ultima modificación: 01/14/2013