Consejos para lidiar con un jefe autoritario

Las empresas han sido tradicionalmente un lugar jerarquizado en el que los jefes ejercen su mando sobre sus empleados. Tienen autoridad sobre ellos, pero esto no debe confundirse con el exceso que hacen de ésta los llamados jefes autoritarios.

Hoy en día, afortunadamente, se tiende a valorar más a los superiores que guían, los que son líderes, que los que basan su función en un “ordeno y mando”. Por lo que muchos son los jefes que ya no encajan en esa actitud rígida, intolerante y prepotente de los antiguos jefes autoritarios. Echar broncas está pasado de moda y demuestra muy poca inteligencia emocional.

Si todavía tienes que sufrir a un jefe autoritario, intenta empatizar con él, infórmate sobre las cosas que le agradan, para acortar la distancia entre ambos. Mantén la calma y ten mucha mano izquierda con él. Es una tarea difícil lidiar con un jefe autoritario, pero no dejes que su comportamiento acabe quemándote.

Hay personas con un carácter difícil en todos los trabajos, por eso debes preguntarte: ¿es su actitud igual con todos sus empleados o sólo contigo? Si sólo lo hace contigo, puede ser un caso de “bullying” laboral. Si lo hace con todos, podéis formar un frente común. Los empleados podéis uniros y, por ejemplo, podéis enviar una carta con vuestras quejas a un superior de vuestro jefe.

Por último, si tu jefe tiene una actitud hostil, no te trata correctamente y se excede al ejercer su autoridad, probablemente te sientas acosado. Si ésta es tu situación, no dudes en denunciarla.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Administracion
Ultima modificación: 07/12/2012