Pasos para enviar una carta certificada

En ocasiones, es conveniente enviar una carta certificada para asegurarnos de la recepción de la misma. Aunque el envío es un poco más caro que el ordinario, nos ofrece servicios extra. Cuando certificamos una carta, correos nos garantiza la recepción de ésta mediante la firma del destinatario o una persona autorizada. Si la carta no pudiera entregarse, la oficina postal advertirá al receptor mediante un aviso de que dispone de un plazo de quince días para recoger el envío en dicha oficina. Además, certificar una carta nos permite realizar un seguimiento del envío a través de la página web de correos o por teléfono.

Se pueden certificar tanto cartas como paquetes postales. Para hacer un envío certificado, debemos presentarnos en una oficina postal y rellenar un impreso con nuestros datos y los datos del receptor, además de pagar la tarifa correspondiente.

Correos además ofrece servicios adicionales como el aviso de recibo, el valor declarado, el reembolso y la entrega en propia mano. Sin embargo, no todos los países admiten este servicio, así que es conveniente que te informes en la propia oficina postal o que lo consultes con anterioridad en la página web de correos.

Sin embargo, actualmente el envío de cartas certificadas está siendo sustituido en múltiples ocasiones por el envío de burofax por su rapidez y porque tiene plena validez legal. Además es posible realizar un envío de un burofax desde tu propio ordenador. Este producto también puede ser complementado con acuse de recibo y copia certificada, que te proporciona una copia del contenido enviado.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Administracion
Ultima modificación: 07/12/2012