Cómo hacer un sello para mi empresa

Inevitablemente, todo el que ha iniciado una aventura empresarial ha llegado a la convicción de que necesita una imagen corporativa fresca, actual y que consiga conectar con los intereses de nuestros clientes. El sello es uno de los elementos que, a pesar de no ser obligatorio, puede ser recomendable  en el caso de que tengamos que tramitar documentación como nóminas, contratos, presupuestos, etcétera; o recibir documentación en la oficina que requiera de firma y sello en caso de certificados o notificaciones.

Realizarlo es una tarea sencilla que no requiere de grandes conocimientos de diseño, porque pueden servirnos las siglas de la empresa o el logo que utilizamos habitualmente. Lo más conveniente es que forme parte de la imagen corporativa e integre los elementos que nos diferencian de nuestros competidores del sector o de otras empresas. En la actualidad, las empresas de marketing ponen muy fácil esta tarea por muy poco dinero, así que valora si dedicar algunas horas es rentable para el resultado que puedas lograr. Recuerda que, en ocasiones, será el sello lo único que vean tus clientes o proveedores…

Para hacer un sello, puedes utilizar un programa como Word u Open Office, realizar el logo y capturar la pantalla para que se genere una imagen en jpg. Recuerda poner el nombre completo bajo las siglas, será más fácil reconocer tu empresa. Luego adaptaremos el tamaño a 275×130 píxeles. Los datos que suelen incluirse son: datos fiscales, CIF, datos de contacto y domicilio social. Debido a que se realiza la impresión en una tinta, no utilices más que blanco y negro para el diseño.

En cualquier papelería podrán facilitarte el sello, aunque en internet hay ofertas de empresas que rompen los precios y conviene visitar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 02/12/2013