Manual para mantener la buena reputación de una empresa

La reputación de una empresa es la valoración de ésta que hacen los clientes, medios de comunicación y otras empresas. No es exactamente lo mismo la imagen de una empresa que su reputación. Son términos análogos pero diferentes. Una imagen corporativa positiva mantenida durante suficiente tiempo, deviene buena reputación.

No basta con conocer el nombre de una empresa a través de la publicidad o los titulares de las noticias para valorar una empresa. Para forjarse una reputación, es necesario que los clientes conozcan más sobre la empresa. Este conocimiento debe llegar principalmente a través de las redes sociales, en un sentido amplio. La red social, el conjunto de amigos, familiares y conocidos de una persona, es la que da la información más valiosa y de confianza sobre la actuación de una empresa. Además, por supuesto, del conocimiento de primera mano al usar un servicio de esta empresa, adquirir un producto de la misma o trabajar para ella.

La reputación coorporativa no es sólo la reputación de la marca, sino que también depende de la valoración que hace la sociedad de las cabezas visibles de esa empresa. Los altos directivos de una empresa son, en parte, responsables de la buena o mala reputación de la misma.

Existen empresas de reconocimiento y gestión de la reputación corporativa. Calculan la reputación de una empresa a partir del grado de cumplimiento de sus compromisos con los clientes, empleados, accionistas y la comunidad en general.

Una buena reputación es un reclamo no sólo para los clientes sino también para atraer y retener a empleados con talento.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Marketing
Ultima modificación: 07/12/2012