Concepto y definición de tasa tributaria

Cuando realizamos operaciones cotidianas, cualquier operación que implique un desembolso económico, por pequeño que sea, lleva aparejada la introducción de alguna tasa tributaria que se aplica sin que nos demos cuenta. Este proceso se desarrolla siguiendo la figura del hecho imponible, por el cual estamos obligado al pago del tributo siguiendo las directrices de cada país. Así, desde la compra de una barra de pan hasta ver una película en el cine, todo está gravado con un tributo, que se dividen en tres categorías: impuestos, contribuciones y tasas.

Pero, ¿qué es una tasa tributaria? Aunque no es un concepto sencillo, podemos definir una tasa tributaria como un impuesto que debemos pagar por utilizar un bien público en nuestro beneficio. Se dividen en tres subcategorías o tipos: tasas tributarias, tasa promedio y tasa marginal. La primera de ellas corresponde al porcentaje que se deba pagar de un nivel de renta; la tasa promedio designa la división de las sumas de unas tasas dadas entre la cantidad de sumandos y la tasa marginal corresponde al incremento de la tasa por cada aumento de la tasa gravable.

Las tasas tributarias están directamente relacionadas con el coste de un servicio, que constituye el hecho imponible, y con la capacidad económica del sujeto pasivo que debe satisfacer dicho tributo. El tipo de tasas tributarias más conocido es el que nos aplican las autoridades municipales a modo de tasas administrativas por el coste de un servicio.

Estos pagos son obligatorios y permiten a las entidades públicas obtener capitales con los que desarrollar actividades o subvencionar la puesta en marcha de políticas concretas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 01/14/2013