Código bancario IBAN: definición y usos

Aunque el código bancario IBAN aparece reflejado en la carátula principal de las cartillas que reflejan los movimientos de nuestras cuentas bancarias, es probable que desconozcamos su significado y función a menos que hayamos tenido que utilizarlo.

Este código aparece reflejado como una secuencia de caracteres cuyo número oscila entre ocho y trece signos. En España son veinte dígitos, y en otros países se alcanza el número de treinta. La estructura del código responde al formato ISO 13616:1997, según el cual, los dos primeros caracteres de la secuencia deben identificar al país receptor de la transferencia. El par siguiente sirven de control para asegurar que el número de cuenta es correcto, y precede a nuestro número de cuenta, que es el mismo que podemos observar anotado en la carátula de la cartilla.

Este código fue creado por el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa en base a la regulación 2560/2001, para facilitar la realización de pagos internacionales dentro de los países miembros de la Unión Europea. De hecho, antes de su creación, las transferencias internacionales estaban sujetas al pago de altas tasas debido a que se debían realizar manualmente y ello originaba grandes costes de gestión.

Su aplicación a partir de 2003 en el espacio europeo supuso la automatización de estas operaciones y, por tanto, la reducción de los costes. Del mismo modo, el hecho de que no se haya de realizar una permuta de moneda debido a la transferencia en euros, ha permitido que estas operaciones dentro de la Unión Europea no tengan costes ni para el emisor ni para el receptor.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012