Derechos del consumidor en bares y restaurantes

El mundo de la hostelería y la restauración tiene una serie de reglamentaciones que imponen a los establecimientos el cumplimiento de ciertas obligaciones para evitar que se vulneren los derechos de los consumidores. Es por ello que debemos conocer estas normativas, pues el incumplimiento puede ser base suficiente para una reclamación formal y la petición de medidas correctoras.

En primer lugar, el cliente debe tener acceso a los precios de los productos y servicios de forma previa a su demanda. Éstos deben estar perfectamente visibles y expuestos a la clientela a modo de listado donde se recopilen todas las posibilidades de servicio.

En segundo lugar, debe diferenciarse e indicarse si existen diferencias de precio entre el servicio de una consumición en la barra, en el local o en la terraza, así como las cantidades correspondientes.

En tercer lugar, los precios de los alimentos y consumiciones deben indicarse con los impuestos correspondientes y sin ellos, pero debe conocerse este dato antes de realizar la comanda o pedido.

En cuarto lugar, con cada consumición o al final del servicio, debe entregarse el ticket correspondiente, donde los precios indicados deben ser los mismos que los del listado oficial, de forma que podamos reclamar si existen diferencias.

En quinto lugar, si hay elementos accesorios en el servicio, como el pan o algunos entrantes, debe darse la opción de rechazarlos en caso de que no se desee abonarlos.

Por último, el local debe disponer de hoja de reclamaciones según el modelo oficial, de forma que podamos rellenarla en caso de desacuerdo y presentarla en la oficina de atención al consumidor correspondiente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 01/14/2013