El comercio justo y su nicho de mercado en occidente

Debido al incremento de la sensibilización de la sociedad hacia cuestiones como el desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente, se ha producido el afianzamiento de los productos etiquetados bajo el sello de comercio justo. Este indicador revela la mayor igualdad en el comercio que fomenta el respeto de los derechos humanos, impulsando la igualdad de las minorías étnicas, la igualdad de oportunidades y evitando la explotación infantil.

El principio fundamental de este movimiento es reducir la discriminación de los pequeños productores y de los trabajadores, garantizando para todos ellos un trabajo digno, con buenas condiciones y un salario justo. El sistema se estructura en cuatro organizaciones que distribuyen las tareas desde el lugar de origen hasta el punto de venta: los productores, las organizaciones importadoras, las organizaciones etiquetadoras y las tiendas especializadas.

Por lo general, los principales productos distribuidos corresponden al sector de la artesanía o al sector alimenticio: café, cacao, especias, frutos secos, té…

En la actualidad hay cientos de organizaciones en Europa, Estados Unidos, Canadá y Japón. Generalmente, las tiendas de comercio justo ofrecen los productos sin ánimo de lucro y organizan campañas de información sobre los circuitos desde el punto de origen y de sensibilización hacia estructuras productivas y de distribución más equitativas y sostenibles, aunque los productos etiquetados pueden encontrarse cada vez más en otros establecimientos. Es tal la dimensión del fenómeno, que algunas grandes empresas de distribución como Carrefour o Auchan en Francia, Spar en Alemania, Tesco en Reino Unido o Wal-Mart en Estados Unidos hayan comenzado a interesarse por estos productos  debido a su calidad, procedencia y sostenibilidad.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 12/21/2012