Las empresas nacionales españolas se expanden en América Latina

Las posibilidades de negocio motivadas por el incipiente desarrollo desde hace unos años de diversos países de América Latina han motivado que más de 400 empresas nacionales españolas se hayan decidido a cruzar el océano para invertir y desarrollar una extensa red comercial que se valora en más de tres millones de euros anuales y la que participan cerca de dos mil trescientas empresas latinoamericanas.

Evidentemente, la actividad de las empresas españolas se centra en las áreas donde se concentra el mayor movimiento económico, como son Brasil, México, Argentina y Chile, de forma que su peso específico dentro del total de operaciones roza el setenta por ciento. En estos países la actividad española se plasma en los sectores energético, de ingeniería, instalaciones y construcciones, en las que se aplican todas las innovaciones que convierten en punteros los servicios e instalaciones. Desde 2001, se ha advertido la llegada de empresas de servicios, lo que ha modificado un poco el panorama existente hasta ese momento. De cualquier forma, se advierte que en los lugares donde se ha logrado un nivel de integración aceptable, las empresas con un mayor grado de implantación evolucionan adquiriendo o subcontratando servicios, mientras que las nuevas empresas que deciden iniciar su expansión parten de cero y tienen que buscar otros lugares con una menor implantación. El papel de la inversión española es clave en el desarrollo de los países donde se establecen las empresas nacionales, circunstancia que ha determinado que diferentes mandatarios decidan abordar operaciones contra los intereses españoles al nacionalizar empresas como Repsol o Iberdrola para aprovecharse de la red que ya han establecido en años previos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 02/12/2013