claves para controlar los gastos

En muchas ocasiones, mantener una economía saneada tanto a nivel empresarial como a nivel doméstico resulta un ejercicio constante de equilibrio. Si estás cansado de tener que hacer esfuerzos para llegar a final de mes, tal vez sea el momento de aplicar estas cuatro claves sencillas para controlar los gastos y evitar sobresaltos o ver los números de tu cuenta reflejando un saldo negativo a final de mes.

En primer lugar, realiza una buena planificación de los gastos que tendrás que afrontar. No confíes en hacer las cuentas mentalmente, mejor si anotas cada una de las partidas de gasto y sumas los elementos que consumes de forma habitual.

En segundo lugar, si recibes el pago de la nómina en una cuenta, puedes optar por retirar una cantidad fija todos los meses y derivarla a otra cuenta de ahorro, de forma que consigas un capital al que acudir ante una eventual emergencia o desees realizar un viaje como recompensa a tu capacidad de ahorro.

En tercer lugar, revisa si las compras que realizas te convendría hacerlas en otros lugares con mejores precios. Las principales asociaciones de consumidores revelan en sus informes que se pueden ahorrar sumas importantes dependiendo del lugar escogido. Es fundamental la relación existente entre calidad y precio para poder equilibrar el resultado de la comparativa.

Finalmente, si reduces los gastos innecesarios o modificas tus pautas de consumo e introduces el dinero que ahorres en una hucha, al cabo de unos meses podrás disfrutar de un sobresueldo con que seguro no contabas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 02/12/2013