Cómo ahorrar gastos de la tarjeta de crédito

En los momentos de crisis es habitual echar mano de las tarjetas de crédito e ir acumulando muy a nuestro pesar cada vez una mayor deuda para poder ir saliendo del paso de la mejor manera que podamos.

Aún pagando lo mínimo con la tarjeta de crédito puede que veamos que los intereses generados no se muevan con el paso de los meses y pensemos que vamos a acabar en una espiral de la que no podamos salir, sin embargo, salir de dicha espiral es posible y poniendo en práctica un par de consejos podremos ir ahorrando en los gastos de la misma.

En primer lugar lo que deberemos hacer es intentar reducir el número de tarjetas de crédito que poseamos. Si bien esto no es posible lo que deberemos es centrar los pagos en una sola tarjeta. Esto lo podemos realizar gastando solamente una de las tarjetas cuando salgamos a llenar el carro de la compra, por ejemplo, dejando el resto de tarjetas en casa. Con esto lograremos dos cosas: unificar los gastos en la tarjeta que reúna  las mejores condiciones y saber continuamente cuales son los gastos reales lo cual nos ayudará a limitar todos los gastos innecesarios al tener control real de todo el dinero que gastamos.

En segundo lugar lo que debemos intentar conseguir es reducir el tipo de interés de nuestra tarjeta. Para ello lo mejor es que te pongas en contacto con la compañía de tu tarjeta de crédito y te expliquen detalladamente que tasa de interés estás pagando en la actualidad. Sabiendo dicha tasa podrás saber y calcular el importe de la deuda y lo que tardarías en saldarla.

Por último y que no siempre da resultado para ahorrar los gastos de la tarjeta de crédito es ponerte en contacto con tu financiera para comunicarles que vas a transferir tu línea de crédito a otra tarjeta con un interés mejor del que te ofrecen. Sólo si tienes un buen historial como cliente pueden hacerte una contraoferta y renegociar tu tasa de interés.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013