Cómo buscar sucursales bancarias a través de internet

Otra vez la oficina está llena. Y sólo tengo que hacer una transferencia de poca monta. Además, no me dejan pagar los recibos más que un día y hora señalada. ..

El setenta y tres. Veinte personas en la cola.

No vengo más.

Así podemos resumir el panorama que se presenta cada vez que acudimos a cualquiera de las sucursales que operan de forma física. Es cierto que poder tratar en persona determinados asuntos es muy importante, pero con la automatización progresiva de muchos servicios, acabamos realizando las principales operaciones en cajeros automáticos. ¿Realmente nos interesa perder nuestro tiempo?

Desde que el uso de internet en redes domésticas se ha consolidado, diferentes opciones de banca electrónica permiten operar a través de la red. Esto supone interesantes ventajas para el cliente, pues únicamente debe acudir a los cajeros automáticos para las disposiciones de efectivo. De hecho, casi todos los bancos disponen de este servicio. Si nuestra entidad dispone la opción, podemos comentar que deseamos acceder a la plataforma y nos proporcionarán un código de acceso temporal para que luego introduzcamos una contraseña de nuestra elección. Las oficinas virtuales permiten que trabajemos en un entorno seguro y cambiemos nuestro nombre de usuario y contraseña tantas veces como deseemos.

Algunas entidades permiten realizar todas las operaciones, otras no, por lo que si necesitamos alguna “fuera de carta” deberemos acudir al banco: reclamación de cobros y comisiones erróneos, transferencias, etcétera. Escoge aquella que mejor se adapte a lo que necesitas y evitarás muchos viajes.

Otro factor a tener en cuenta es que no te cobren comisiones por el uso o mantenimiento de la plataforma online, dato que aparece reflejado en el contrato de apertura de la cuenta.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012