Cómo calcular los distintos tipos de tasas de cambio

Siempre que debamos realizar una operación monetaria que implica el cambio de nuestra moneda o otra distinta o que nos obligue a operar con divisas, debemos saber que no existe una tasa de cambio fija, sino una serie de valores de referencia. Una de las más conocidas es la que establece el Banco Central Europeo, aunque debemos saber que dependiendo del tipo de operación y del lugar donde se realice, obtendremos un cambio más o menos favorable a nuestros intereses.

Internet es sin duda la plataforma donde podemos optimizar nuestros recursos, al poder operar con la moneda en cuestión de forma directa y reduciendo, así, alguna de las comisiones que nos podría derivar de su manejo.

La peor de las opciones son las casas de cambio, que actúan con altas comisiones en busca de rentabilizar su actividad. Sin duda, nuestro banco puede permitirnos obtener un cambio con mejores condiciones, aunque seguramente realizarán el cambio aplicando la mayor tasa del día y sólo conoceremos este dato al final de ejercicio.

En cualquier caso, nosotros podemos calcular el momento ideal para realizar el cambio observando la evolución de las tasas de cambio si necesitamos realizar la operación a medio plazo. Si cambiamos a la divisa escogida cuando nuestra moneda tenga un mayor valor, obtendremos un beneficio respecto a operar en momentos en los que esté más equilibrado el cambio. El recurso a tablas de equivalencias de moneda actualizados a la fecha puede ser una gran ayuda, pues la diferencia si se trata de grandes cantidades puede merecer el seguimiento y la apuesta decidida en un momento determinado.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012