Cómo combatir la subida de precios de la luz

Ante las subidas de la luz lo mejor que puede hacer el consumidor es procurar reducir su gasto, podría tratar de buscar una tarifa que se adecúe mejor a sus necesidades (nocturna por ejemplo) o recurrir a métodos menos ortodoxos como trucar el contador de la luz, pero este último, además de ilegal, presenta como el otro un patrón de conducta poco sensato con respecto al medioambiente, un tema que cada día debería preocuparnos más.

Por lo tanto voy a presentar ciertas formas de ahorrar luz reduciendo su consumo, la primera en la que pensamos todos es cambiar las bombillas por unas de bajo consumo, ya que nos ofrecerían la misma cantidad de luz y una calidad incluso mayor, ya que algunas de las bombillas de este tipo consiguen un espectro lumínico más acorde a lo que queramos (luz muy blanca, un poco más cálida… e incluso de colores).

No obstante cuando se trata de reducir al máximo el consumo, debemos pensar también en otros dispositivos que gasten luz como pueden ser las televisiones o los ordenadores. El mejor método para ahorrar luz es apagar estos dispositivos, lógicamente mientras no se usen, y tratar de evitar utilizar modos como el de hibernación de los ordenadores modernos o el stand-by que las televisiones, ya que a pesar de no estar dando servicio tienen un ligero consumo eléctrico.

Si se diera el caso de que tuviéramos un calentador de agua eléctrico, también sería una gran opción tratar de ahorrar agua tanto en las duchas como a la hora de fregar los cacharros, y podría ser incluso rentable a la larga adquirir un lavavajillas que añadirá comodidad a nuestras vidas y además optimizará al máximo los recursos.

Otra gran opción sería salir más de casa, a pasear o hacer deporte, y procurar aprovechar en el interior de nuestro hogar toda la luz solar posible, viviendo más de día que de noche por ejemplo, si nuestro horario laboral nos lo permite.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 07/12/2012