Cómo elegir una cuenta corriente

Ante la avalancha de posibilidades que se abren en el horizonte del ahorrador, las dudas nos asaltan a la hora de decidir en qué sucursal o qué tipo de cuenta corriente puede ser la mejor para nuestros ahorros. Sin duda, la opción más adecuada entre todas las disponibles debe ser la que combine estos factores: sin comisiones, con rentabilidad, con devolución de recibos, con anticipación de nómina, con fácil acceso desde diferentes plataformas, que tenga tarjetas asociadas sin coste y que ofrezca regalos o beneficios adicionales.

Desde luego, las plataformas digitales ofrecen hoy en día muchas ventajas para el ahorrador que invierta parte de su tiempo de forma previa a la contratación de este tipo de productos bancarios, pues podremos analizar la mejor opción a través de diversos comparadores que nos mostrarán las diferencias entre los productos más conocidos del mercado en la actualidad. Este es un proceso que puede reportarnos grandes beneficios al encontrar un producto de bajo coste, sin comisiones de ningún tipo y que nos devuelva parte del dinero de nuestros recibos domiciliados. Estos productos suelen asociarse a entidades de banca online, cada día con mayor presencia y sucursales físicas a las que poder acudir.

Es conveniente que tengamos la opción de poder operar de forma presencial en alguna sucursal bancaria de la entidad escogida, que sea cercana a nuestro domicilio o centro de trabajo, porque los imprevistos pueden solucionarse de forma directa acudiendo a un gestor que nos atenderá personalmente. Si hay regalos vinculados a la cuenta, estad atentos a los plazos de permanencia exigidos, pues suelen ser bastante elevados y puede no ser tan buena opción.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013