Cómo nos afectará la nueva subida del IVA

Desde septiembre de 2012, en España están vigentes una serie de modificaciones sobre el impuesto de valor añadido que afectan a dos de las tres categorías impositivas: el primero de ellos y de mayor cuantía, denominado tipo general sube tres puntos, por lo que se pasa de un 18 a un 21%; el IVA reducido pasa a ser de 8 a 10%, mientras que el IVA super-reducido se mantiene en el mismo porcentaje, un 4%. Pero el mayor cambio que se ha producido es que algunos productos y servicios que se incluían en categorías inferiores han pasado a tributar dentro de un grupo de mayor porcentaje, siempre del grupo de menor coste al de mayor. El objetivo del Gobierno es que de esta forma se solucionen parte de los problemas relacionados con el déficit del estado debido a la mayor cantidad de dinero recaudado en concepto de impuestos. Es una de las medidas impuestas desde la Unión europea como contraprestación por la ayuda económica que se ha prestado al país.

Esta medida supone, de media, un aumento de unos 450€ en la cesta de la compra al año por cada familia, a lo que debemos sumar el incremento que experimentarán otras partidas sensibles, como el material escolar, la subida de los combustibles, la luz, el gas, los transportes… El caso es que esta medida es de aplicación universal y nos afecta de forma indirecta en principio, pero a cualquiera que viva en España la subida del IVA le va a suponer un aumento de los gastos.

Para muchos sectores, el cambio de categoría a un tramo superior de tributación les obligará a absorber la subida si no quieren que se reduzca su nivel de facturación: estética, espectáculos, cultura, artes… Lo que suene a lujo o a ocio será un poco más caro. Así que si no llegas a final de mes, no salgas de casa, apaga la luz y sueña con que 2013 será el inicio del tan ansiado cambio.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013