Cómo pagar menos en la Declaración de la Renta

En el año 2012, la situación económica de crisis, incrementada por el desempleo, los impuestos, los recortes y la recesión determina un ambiente propicio para que los contribuyentes busquen, como cada año, las deducciones en el IRPF que les permitan pagar menos. Algunos cambios en la normativa respecto a la vivienda, como el fin de la desgravación por adquisición de la vivienda habitual, modificarán el escenario de los próximos años, pero para la declaración en el año próximo podremos mantenerla. De hecho, es la vivienda uno de los pilares de la desgravación, ya sea por adquisición o rehabilitación. También los alquileres o las donativos son instrumentos empleados para desgravar. De hecho, si alquilamos un inmueble para vivienda habitual de una persona cuya edad oscile entre los 18 y 30 años, podemos desgravarnos el 100% del capital obtenido. En caso contrario, los ingresos derivados del alquiler se verán libres de impuestos hasta el 60%. Para el inquilino, la desgravación depende de su umbral de renta, que si es inferior a 24000 euros, le permitirá desgravarse hasta un 10,05% del total abonado. Podemos añadir las deducciones autonómicas, que dependen de cada región.

Las deducciones por donativos, donaciones y aportaciones deducibles deben acreditarse mediante una certificación expedida por la entidad beneficiaria. Deben constar los datos fiscales, la fecha y el importe del donativo si es dinerario o un documento auténtico que acredite la entrega del bien donado, así como el destino del mismo. El contribuyente puede deducirse entre un 10 y un 30% de la cantidad donada.

También las aportaciones a planes de pensiones y fondos de inversión pueden desgravar.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013