Cómo planear un préstamo personal para asegurar su concesión

Si nos vemos en la necesidad de pedir un préstamo personal por la razón que sea, es conveniente saber que la exigencia de las intituciones crediticias han aumentado de forma considerable debido a la alta tasa de morosidad que se registra de forma habitual como consecuencia del contexto de crisis generalizada.

Es muy importante realizar una estrategia de forma previa a la solicitud de este tipo de productos financieros para asegurar su concesión, pues los prestamistas suelen demandar unos ingresos suficientes para devolver con solvencia el dinero prestado y que se presente determinada documentación, como el documento nacional de identidad o el pasaporte, las tres últimas nóminas, la declaración de la renta o los títulos de propiedad de otros bienes que demuestren la solvencia del solicitante. La disponibilidad de un aval puede asegurar tanto la concesión del préstamo como la consecución de unas mejores condiciones. Así que, para evitar que no nos lo concedan, debemos conocer las exigencias previas.

Debido a que las inversiones a las que se suele destinar un préstamo personal suelen ser viajes, eventos familiares, la adquisición de un coche u otros motivos, las entidades de crédito suelen gravar su devolución con intereses más altos. Los plazos suelen variar dependiendo del importe entre uno y diez años. Para calcular la cuota, ésta no debe superar el 20% de los ingresos del solicitante o el 40% si se ha contratado una hipoteca. Cualquier simulador al uso en internet puede decirnos el importe máximo que nos concederían según nuestros ingresos, plazo de amortización e intereses.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 02/12/2013