Cómo puede un autónomo reducir su factura con Hacienda

En un buen momento de la economía el autónomo podría ganar suficiente dinero como para vivir cómodamente y hacer frente a sus deudas con distribuidores, personal asalariado y Hacienda, y además con la ventaja de no tener un jefe a quien dar explicaciones y la realización que supone tomar tus propias decisiones y ver como sacas adelante tu proyecto empresarial.

Sin embargo en épocas un poco más duras, el autónomo debe ingeniárselas para reducir al mínimo sus obligaciones económicas, y ya que el resto de distribuidores se encuentra seguramente en una situación similar, y el personal asalariado tiene que seguir percibiendo el mismo sueldo que hasta ese momento, la forma más fácil de tratar de ahorrar es reduciendo nuestra factura con Hacienda.

Para favorecer que la gente se dé de alta en autónomos, el Estado propone una serie de bonificaciones o reducciones en la cuota si se cumplen determinadas condiciones, como serían la maternidad, demostrar alguna discapacidad o ciertos casos en los que el trabajador por cuenta propia ya ha superado los 65 años y además lleva más de 35 trabajando.

Estos colectivos pueden acogerse a unas reducciones porcentuales de sus cuotas de autónomos para hacerles más fáciles la llegada a fin de mes, a fin de compensar el tiempo que van a dedicar por ejemplo al cuidado de sus recién nacidos. Estas bonificaciones, habitualmente de carácter temporal, pueden consultarse en la página web del Ministerio, o en las propias oficinas de la Seguridad Social, donde te informarán tanto de los requisitos a cumplir como de los formularios que debes rellenar y entregar, o de los plazos en los que está obligada a responderte esta misma entidad.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 07/12/2012