Cómo sacar partido a una cuenta on-line

La seguridad a la hora de hacer gestiones por internet y las ventajas de poder consultar así como hacer todo tipo de gestiones con tu dinero desde casa ha hecho que a pesar de la reticencia inicial vaya abriéndose paso a ritmo acelerado este tipo de cuentas.

El principal partido que se le puede sacar a una cuenta on-line es el ahorro de tiempo junto con la comodidad de hacer todas las gestiones desde un ordenador que posea una conexión a internet. Para poder hacer uso y disfrute de una cuenta de este tipo debemos abrir previamente una cuenta bancaria en la sucursal o entidad que elijamos para que nos den de alta en el servicio. En caso de ser clientes sólo deberemos solicitar dicho servicio. Este servicio es gratuito y tras familiarizarnos con el entorno y la interfaz de la web nos daremos cuenta de todas las mañanas que nos podríamos haber ahorrado fuera del banco.

Los servicios que ofrecen son los mismos que podemos encontrar en una sucursal física, si bien para determinadas gestiones deberemos seguir acudiendo a la oficina física podremos hacer todo un sinfín de actividades tales como pago de recibos, transferencias, devolución de recibos, contratación de seguros, productos financieros, etc. Todo ello con la posibilidad de hacerlo las 24 horas del día los 365 día del año.

Si por si fuera poco, dichas cuentas disponen de un servicio de ayuda online por chat e incluyen también un enlace a un número de atención telefónica en el que nos solventarán cualquier tipo de incidencia con el que nos encontremos por lo que si todavía no has usado este servicio te lo recomendamos encarecidamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013