Cómo utilizar un simulador de créditos hipotecarios

Cuando estamos buscando una hipoteca que cubra las necesidades para adquirir una vivienda, podemos recurrir a cualquiera de los simuladores de créditos hipotecarios para calcular algunas variantes y contar con una proyección de lo que va a pagarse en cada una de las cuotas mensuales en función del plazo escogido y del capital que nos presten. Todas las entidades que ofrecen préstamos hipotecarios suelen tener simuladores en sus respectivas páginas web, de modo que podamos establecer nosotros mismos una serie de cálculos orientativos iniciales.

El simulador es una herramienta de cálculo financiero que despeja una variante al tener definido el resto de datos. De hecho, en los simuladores básicos, los espacios en blanco permiten introducir los siguientes datos: capital que se financia, tasa de interés nominal, plazo de amortización del préstamo hipotecario y cuota mensual. Si rellenamos todos los datos que conocemos, dejando en blanco el espacio de la cuota mensual, el simulador completará ese hueco con el resultado.

Hay simuladores más avanzados que introducen también en el baremo la tasa anual efectiva, de modo que se incluyen las comisiones, e incluso permiten determinar la cuota máxima que se puede pagar o el capital máximo que nos prestará el banco si introducimos el monto de nuestros ingresos mensuales.

Para que la operación que estamos realizando de forma hipotética en el simulador sirva a nuestro propósito, debemos tener en cuenta que las entidades no suelen prestar más del 80% de la tasación, por lo que será esta cantidad la que colocaremos en la casilla correspondiente. Por otro lado, una cuota mensual que exceda el 35% de nuestros ingresos no es realista, pues el banco dudaría en concedernos el crédito. Debemos tener en cuenta otros gastos asociados que no aparecen en el simulador y que lastrarán nuestra situación financiera si no los tenemos presentes.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013