Cómo valorar las distintas opciones de créditos hipotecarios

Si hemos tenido la suerte de nuestro lado y nuestros recursos nos permiten adquirir un inmueble sin tener que acudir a financiación, sin duda podemos sentirnos muy felices. Pero si, como la mayoría de ciudadanos, debemos contar con nuestros recursos, deberemos acudir finalmente a la contratación de un crédito hipotecario. Es importante que de forma previa conozcamos todas las opciones posibles para encontrar el mejor préstamo.

Uno de los aspectos que debemos comparar antes de decidirnos es el número de elementos que nos obligan a contratar de forma previa a la formalización del crédito, como un seguro de hogar, que es el único requisito obligatorio por ley, además de un seguro de vida o desempleo. Estos seguros suponen un coste anual adicional, por lo que debemos conocerlo y saber si podemos negociarlo con otras aseguradoras.

La comparación de los tipos de interés debe realizarse centrando la atención en el diferencial, siendo el más adecuado el que menor cuantía nos imponga. Siempre hay que leer el resto de las cláusulas, pues en caso de imponernos un suelo hipotecario, cualquier diferencial no vinculado a suelo es mejor opción.

Debemos fijar también nuestra atención en la existencia de comisiones por amortización total o parcial, por si estuviéramos en algún momento en condiciones de adelantar el pago para ahorrar intereses. En el caso de las comisiones de subrogación, éstas gravan la transferencia del crédito a otra entidad.

Sólo si tenemos en cuenta estos datos podremos escoger con mayores garantías un préstamo donde no perdamos demasiado dinero en gastos que no teníamos previstos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013