Consejos financieros para jóvenes independientes

¿Has sido capaz de desplegar las alas para volar lejos del nido paterno y no quieres que tus planes de libertad se conviertan en pesadillas a las que no puedas hacer frente?

Dar el primer paso siempre es complicado, principalmente porque gestionar de forma integral la economía personal conlleva una visión estratégica que, lamentablemente, no se inculca desde pequeños. La mayor parte de los jóvenes inician experiencias “pilotadas” bajo la supervisión atenta de sus padres cuando entran en contacto con el mundo universitario o si realizan una estancia larga en el extranjero. Pero la vida real ofrece todo tipo de imponderables ante los que debemos estar preparados, y es por ello que resulta vital adquirir unos buenos hábitos desde el principio. Así que intenta ahorrar todos los meses una pequeña cantidad fija, que no gastarás por si surge algún imprevisto. Aprovéchate de los subsidios y ayudas estatales para transporte, alquiler, deporte, libros… El dinero que no tengas que gastar será un apoyo adicional.

Parece obvio decirlo, pero si gastas más de lo que ganas, muy pronto tendrás problemas. Una de las mejores formas de evitar la quiebra personal es llevar una planificación, anotando entradas y salidas de dinero a modo de contabilidad privada. Podemos ayudarnos con cualquiera de las herramientas gratuitas para ordenador o móvil. Si pagas un alquiler cuyo importe sea mayor que un tercio de tus ingresos, busca una alternativa más económica o comparte piso, con atención a controlar los gastos de luz, agua y demás. Evita realizar operaciones a crédito, porque los intereses generarán un agujero mayor del que imaginas. Si tienes que endeudarte, procura que el objeto adquirido reduzca alguna dependencia económica. Y sobre todo, recuerda que todo sacrificio tiene su recompensa.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012