Consejos para elegir entre planes de ahorro o inversión

Evidentemente, si nos encontramos en la citada coyuntura para optar entre plan de ahorro o inversión, es porque hemos sido capaces de estirar nuestra nómina tras el pago de las tarjetas de crédito, la hipoteca o el coche. Si no es tu caso, puedes realizar una serie de sencillos ajustes en la economía doméstica para intentar reducir los gastos y conseguir ahorrar unos euros.

Cuando hayas conseguido sanear el balance mensual de tu familia y debas decidir la forma de asegurar este dinero, piensa que lo más importante es decidir un objetivo adecuado a tus ingresos y tu liquidez.

No te comprometas con planes de ahorro estrictos o cuentas sujetas a largos plazos si tu liquidez no te lo permite. Si cualquier imprevisto puede desequilibrar tu economía, quizás debas optar por productos a corto plazo y sin penalización por retirada anticipada. Observa las condiciones para evitar el pago de comisiones, pues éstas reducirán de forma considerable tu capacidad de generar beneficios. En el caso de que busques generar un capital para disfrutarlo en tu retiro o dentro de unos años, busca un plan de ahorro a medio o largo plazo, pues suelen ofrecer mejores rentabilidades.

Una vez decidido el tipo de plazo para tu plan de ahorro, puedes asegurar la inversión con un seguro médico combinado o un seguro de vida, lo que te permite ahorrar al tiempo que podrás beneficiarte de otras ventajas relacionadas con esos productos.

Aunque si prefieres arriesgar un poco más y optar por otro tipo de productos con mejor retorno de beneficios, entonces podrías probar con los fondos de inversión de alto rendimiento. El mejor consejo para operar en este campo es el de diversificar, pues en caso de pérdidas mantendremos parte del capital a salvo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 02/12/2013