Consejos para saber cómo ahorrar en tiempos de crisis

Ni gastos impulsivos ni caprichos, así de claro. Y eso sólo para comenzar…

En un período de crisis económica, tanto el que tiene como el que no deben extremar sus precauciones a la hora de gestionar su economía doméstica, porque cualquier imprevisto puede hacer tambalearse la estabilidad que tanto cuesta alcanzar. Por ello, es fundamental conocer a la perfección el balance de ingresos y gastos y procurar que el saldo sea positivo. Si partimos desde estos números con una tendencia favorable, sólo nos resta incrementar su valor con pequeños consejos y trucos que parten de la racionalización de los gastos en determinadas situaciones. Si el balance da un resultado negativo, deberemos esforzarnos por incrementar los ingresos y trabajar de forma activa en la reducción de nuestras partidas de gasto.

El precio se convierte en estos momentos un factor decisivo a la hora de establecer el gasto en partidas básicas como la alimentación y la vestimenta. Reducir el consumo de marcas y buscar alternativas de calidad pero menor precio es la base para incrementar nuestra capacidad de ahorro. En lo que se refiere a los gastos básicos del hogar, como son el agua, la luz y el gas, podemos revisar las tarifas y conseguir algunas ventajas cambiando de compañía, aunque lo fundamental es intentar hacer un uso más adecuado de todos ellos sin despilfarrarlos. Por lo que respecta a la telefonía móvil y el ADSL, podemos prescindir directamente de ellos o buscar alternativas más económicas que las actuales. Difrutemos de nuestro tiempo de ocio y deporte acudiendo a espacios al aire libre, totalmente gratuitos, y reduciremos otra partida donde suele esfumarse bastante dinero. Una película alquilada podemos verla en el salón junto a unos amigos por un precio más reducido que en las salas de cine, por ejemplo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 02/12/2013