Guía para autónomos: cómo hacer la Declaración de la Renta

Si somos trabajadores por cuenta propia, las obligaciones contraídas con la Agencia Tributaria implican que deberemos declarar varias veces al año, de modo que la mayoría de los autónomos opta por realizar este trámite de forma trimestral. Para realizar la declaración este colectivo cuenta con impresos especiales, ya sea para las declaraciones trimestrales o para la de todo el año.

Debido a la continuidad de los trámites y al tiempo que se debe invertir, se puede acudir a alguno de los agentes de Hacienda que se encuentran en las delegaciones provinciales. Estos agentes realizan la declaración tras recibir el inventario de las facturas que reflejan el trabajo en el período de tiempo que se haya establecido. De este dato se deriva que, tanto si acudimos a un agente como si la hacemos nosotros mismos, debemos tener un control absoluto sobre las facturas acumuladas, que constituyen la evidencia obligatoria del trabajo realizado. De esta forma, es aconsejable el recurrir a la informática para no perder ningún papel.

Si decidimos rellenarlos nosotros, los impresos podemos conseguirlos en la delegación de Hacienda provincial. Hay dos bloques de datos: uno referido a cuestiones personales y otro para los datos financieros. Entre éstos, deberemos consignar el cálculo de los porcentajes referidos a la aplicación del IVA, que es la base de este tipo de declaración. Con paciencia y siguiendo las instrucciones con detenimiento podremos realizarla sin problemas. Es fundamental llevar una buena contabilidad y el cálculo de las retenciones para evitar confusiones y posteriores rectificaciones.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013