Los hijos tienen que pagar las deudas de los padres cuando el padre muere

En el caso que un padre de familia fallezca, los hijos no tienen la responsabilidad de pagar las deudas de sus padres. Las deudas por lo general son saldadas por los bienes de la persona fallecida.

Las deudas pendientes por lo general pasan al estado cuando un padre de familia fallece. El albacea de la herencia ayuda a validar la legitimidad de las deudas en concordancia con las leyes de sucesión de cada país o estado de residencia. Con la aprobación testamentaria, el albacea paga las deudas legítimas de bienes antes de proceder a la división y desembolso de los activos a los herederos.

Las deudas inmobiliarias. Cuando un padre muere, las deudas pendientes por lo general pasan al estado de satisfacción. El albacea de la herencia, a menudo nombrado en el testamento, ayuda a validar la legitimidad de las deudas de acuerdo con las leyes de sucesión del Estado de residencia. Con la aprobación de la corte testamentaria, el albacea paga las deudas legítimas con los bienes antes de la división y el desembolso de los activos a los beneficiarios. Si fuese necesario los activos serán liquidados para cubrir las deudas.

Los hijos no deben para pagar determinadas deudas generales, como los saldos de tarjetas de crédito y facturas de servicios públicos cuando el padre muere a menos que también se nombren como co-propietarios de las cuentas al o los hijos, tendrán que pagar la parte que le corresponda.

La deuda hipotecaria. Los hijos no tienen que pagar por la casa de su padre después de que éste muere, a menos que sea nombrado el hijo como beneficiario de la casa. Por lo general, una hipoteca considera la muerte como un incumplimiento del préstamo hipotecario, por lo que el saldo de la deuda vencida es exigible en el momento de la muerte. Si los padres legan la casa hipotecada a los hijos, los hijos deben pagar la deuda hipotecaria. Si la casa legada no está sujeta a la hipoteca, otros bienes de los padres cancelan las deudas y luego puede transferir el título de la casa a los hijos. La vivienda puede ser vendida por los herederos o los hijos para cancelar la deuda hipotecaria.

La mayoría de los préstamos de vehículos incluyen una cláusula que indica que la muerte constituye no pagar el préstamo, por lo que es pagadero en su totalidad después de que el titular del préstamo muere . Los términos de la voluntad de los padres debe indicar si las ganancias de la venta de bienes debe pagar la deuda del vehículo. Si los hijos heredan el vehículo con un préstamo pendiente, los hijos tienen la opción de obtener un propio plan de financiación o de vender el vehículo

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 05/08/2013