Microemprendimiento: cómo crear una empresa casera

Si te encuentras en situación de desempleo o eres un estudiante con inquietudes y necesidades económicas, puedes crear una pequeña empresa casera. Un microemprendimiento no requiere de una gran inversión inicial, por lo que cualquiera puede lanzarse a la aventura de montar una microempresa.

Internet es una gran ayuda para arrancar tu pequeño negocio en casa. Por ejemplo, son muchas las plataformas online que ofrecen la posibilidad de abrir una tienda en unos sencillos pasos.

En general, un microemprendimiento se refiere a la creación de una microempresa usualmente sin empleados. Habitualmente estas actividades se mantienen en la “economía informal” que forma parte de la economía sumergida, sin embargo, esto es ilegal y cualquier actividad económica debe ser declarada. Además de ser obligatorio, regularizando la situación de tu microemprendimiento, podrás acceder a ayudas y subvenciones del Estado.

Lo primero que necesitas para crear una empresa casera es una idea, necesitas saber qué quieres hacer y plantearte un modo de hacerlo acorde a las necesidades y exigencias que crees que tiene el mercado. Cuando tengas tu proyecto maduro y bien pensado, ponle ganas porque llevar una empresa requiere de mucho tiempo y esfuerzo. Necesitas estar motivado y sentirte capaz de afrontar el reto. Antes de dar el paso de constituirte como empresa y comenzar tu actividad, planifica el desarrollo de tu proyecto estableciendo metas realistas a corto y largo plazo. Es también importante aprender a anticiparse a los posibles problemas que surgirán y disponer de estrategias de resolución.

Si te sientes perdido, pide asesoramiento. Acércate a una oficina de empleo de tu municipio o pregunta en el ayuntamiento a dónde puedes acudir para obtener más información.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 07/12/2012