Pasos a seguir para abrir una cuenta bancaria

Nada mejor que confiar en un experto para custodiar nuestro dinero. No sólo aseguraremos nuestro capital sino que, si sabemos escoger entre todas las ofertas disponibles, obtendremos una interesante remuneración o  descuentos en nuestros principales recibos.

El proceso para abrir una cuenta bancaria es sencillo, especialmente si decidimos acudir a una sucursal bancaria, donde gustosamente nos atenderán desde el principio y nos aclararán todas las dudas que puedan surgirnos. Es conveniente analizar de forma previa qué tipo de cuenta queremos, las tasas que deberemos abonar en función de determinados conceptos y operaciones y si existen comisiones. La proximidad a nuestro domicilio habitual o  la existencia de interesantes convenios de colaboración con empresas deben valorarse como criterios decisivos a la hora de decidirnos. La banca on line ofrece, por el contrario, mejores perspectivas desde el punto de partida, ya que no deberemos abonar comisiones y algunas permiten domiciliar recibos y pagos. Su operatividad total y control en tiempo real de las operaciones puede permitirnos un acceso más adecuado si necesitamos manejar nuestros activos desde cualquier lugar.

En principio, nos requerirán el documento de identidad correspondiente para nacionales o extranjeros. Es conveniente acudir personalmente, pues deberemos firmar varios contratos o rellenar formularios, donde se cotejará la identidad del solicitante. La apertura de la cuenta puede conllevar una tasa o comisión, que se aplicará con los primeros depósitos que realicemos. Es probable que comprueben la veracidad del domicilio y nos requieran datos laborales. En ocasiones se comprueba si tenemos deudas pendientes antes de facilitarnos la incorporación a su plataforma.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012