Pasos a seguir para cerrar una cuenta bancaria

Si en estos momentos las circunstancias te conducen irremisiblemente a tener que cerrar definitivamente una cuenta bancaria, es preciso que tengas en cuenta varias cuestiones para evitar complicaciones o disgustos que puedes evitar.

Es necesario, por ejemplo, que hagas memoria sobre si firmaste alguna cláusula de permanencia obligatoria. Es probable que este contrato se suscribiese como contraprestación a algún regalo ofrecido por la sucursal. En este caso, cerrar la cuenta implicará una penalización.

Del mismo modo, antes de cerrar la cuenta, comprueba que no quedan operaciones pendientes, como amortizar los plazos de tarjetas de crédito, el pago de recibos o cualquier otra.

Antes de proceder al cierre, deja el saldo de la cuenta a cero. Puedes optar por acudir a la sucursal y retirar el dinero en efectivo o proceder a solicitar una orden de traslado efectivo. Esta operación no conlleva comisiones, por lo que es la forma más conveniente para realizar la liquidación.

A veces es conveniente acudir al banco antes de cerrar la cuenta para expresar la motivación del fin de la relación. Difícilmente te ofrecerán una contraoferta, pero puede ser interesante no generar una mala relación y que te dejen marchar sin aplicarte penalizaciones por el cierre de la cuenta. Esta operación será en la sucursal donde abriste la cuenta o donde realizaste el último traspaso. Si la cuenta está a nombre de varias personas que actúan como titulares, cualquier cambio que se realice debe ser con el consentimiento de ambos. Así que los que sean titulares deberán acudir juntos para cerrar la cuenta.

Es vital que te emitan un certificado que refleje la cancelación de la cuenta. De esta forma evitarás que te reclamen gastos o penalizaciones porque realmente no se zanjó la cuestión correctamente.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012