Qué hacer con un billete falso

Si has descubierto en tu cartera un billete cuya apariencia no es la de los que estás habituado a manejar, es probable que hayas sido víctima de una estafa y te hayan “colado” un billete falso. Ante la evidencia o la duda, no intentes colocarlo a otra persona mediante forma de pago o cambio, pues en ese caso serías tú el infractor y podría tener repercusiones legales sobre tu acción. De hecho, tanto los bancos como los comercios están obligados a retirarlos de la circulación en el mismo momento en que se detectan.

La forma de proceder correcta en estos casos ofrece tres posibilidades distintas, en función de nuestras posibilidades. La primera consiste en acudir a una entidad bancaria para comprobar si es bueno o ilegal. El banco debe enviarlo al Centro Nacional de Análisis del Banco de España en caso de duda, para que se determine si es o no falso. Deben entregarle un recibo para que, en caso de que sea un billete legal, pueda recogerlo de nuevo. En caso contrario, no le reintegrarán su importe, por lo que debemos estar muy atentos y no aceptar los billetes dudosos.

La segunda de las opciones es acercarnos a una comisaría de policía, donde pueden autentificar el billete. Como en el caso anterior, se le retendrá el billete previa entrega de un recibo y en tres semanas de plazo máximo se le informará del resultado favorable o desfavorable.

La última de nuestras opciones es enviar por correo al Banco de España el billete, para que procedan de forma similar.

Si estamos seguros de su falsedad, siempre podemos romperlo nosotros mismos o conservarlo durante muchos años con la esperanza de que se convierta en un elemento apetecible a los ojos de los coleccionistas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013