Cómo denunciar por malos tratos y violencia doméstica

Ejercer la violencia física o psíquica de forma habitual sobre la pareja o miembros del entorno familiar es un delito reconocido en el Código Penal Español. El castigo recoge penas de prisión que oscilan entre seis meses y tres años, al tiempo que establece los procedimientos para que la víctima de malos tratos o violencia de género pueda denunciar de forma sencilla.

Debido a que está reconocido como un delito público, para denunciar este tipo de abusos basta con presentar una declaración en cualquiera de las comisarías de policía, juzgados de guardia o ante el Ministerio Fiscal.  En dicha denuncia se realiza un acta de declaración, que incluye la identificación de la o las víctimas, los hechos y su calificación penal y la identificación de los responsables de estos actos.

Generalmente, se realiza una serie de cuestiones sobre el tipo de lesiones recibidas. En caso de que se hayan producido agresiones físicas, se emitirá un informe del centro sanitario donde acuda a realizarse el examen. Dicho informe puede realizarse de forma previa a la denuncia por cuenta del denunciante. Este dato es muy importante porque constituye la prueba de la agresión.

En el caso de que las agresiones se realicen contra la esposa, pareja  o incluso los hijos o menores a su cargo, los órganos competentes se encargarán de realizar todo el proceso. Por ello, no debemos temer iniciar el proceso debido a nuestro desconocimiento sobre aspectos legales, porque no tendremos que impulsar ninguna de las fases del juicio.

Del mismo modo, tras la denuncia por malos tratos, puede solicitarse un orden de protección ante el mismo organismo donde se presentó la primera, a fin de salvaguardar su integridad ante posibles represalias.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 12/21/2012