Consejos antes de regalar una rata doméstica como mascota

No ocupan mucho espacio, no son ruidosas, son fáciles de cuidar. Puede parecer que una rata doméstica es un buen regalo, pero regalar una mascota siempre es una decisión arriesgada que no debe ser tomada a la ligera. Si compras un animal, debe ser siempre bajo tu responsabilidad. Esto quiere decir que, si no estás dispuesto a cuidar tú al animal si la persona que recibe el regalo lo rechaza, no lo compres.

No a todo el mundo le gustan las ratas, de hecho a mucha gente le disgustan los roedores. Debes estar seguro de que ninguna de las personas que van a vivir con la rata doméstica le tiene miedo a las ratas. La mayoría de las veces este miedo no es racional, así que no sirve de nada que intentes convencerle de lo buena mascota que es una rata.

Aunque no parezca una gran responsabilidad tener una rata doméstica, siempre lo es tener un animal. Necesitan cuidados diarios y si el dueño se va de vacaciones, debe llevársela o encontrar a alquien que la cuide mientras. Además, no debes regalarle un animal a una persona descuidada, olvidadiza o perezosa. Esto es especialmente importante cuando el regalo va a recibirlo un niño, debes estar seguro de que es suficientemente maduro como para hacerse responsable de un animal.

Hay que tener en cuenta si la persona a la que le vas a regalar una rata tiene ya animales, y si serán o no compatibles. Por ejemplo, no es buena idea regalarle una rata a alguien que tiene gatos o perros adultos. Si son cachorros, pueden acostumbrarse a vivir con una rata doméstica.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012