Preguntas que hay que hacerse antes de comprar una tortuga

Una tortuga podría no ser el animal de compañía adecuado para ti. Dado que comprar un animal siempre supone aceptar una responsabilidad, antes de decidir si adquirir o no una tortuga, deberías hacerte algunas preguntas. Además, en el caso de algunas especies de tortuga, supone un compromiso de por vida, porque son muy longevas.

Si lo que buscas es un animal que te dé cariño, una tortuga no es una buena elección. Aunque algún amante de las tortugas te haya dicho que su tortuga le reconoce, juega con él o que es muy cariñosa. Lo cierto es que la mayoría de las tortugas no lo son, prestan poca o ninguna atención a los humanos. Claro que los relacionan con la comida, pero eso es todo. Son muchas las personas que compran una tortuga exótica esperando que sea cariñosa y después la abandonan, con el daño que supone además para los ecosistemas de la fauna autóctona.

Si tienes esto claro y sigues queriendo una tortuga, debes pensar qué tipo de tortuga quieres. Lo primero es decidir si quieres una tortuga acuática o terrestre. Debes tener en cuenta que una tortuga acuática requiere de más cuidados que una tortuga terrestre.

También necesitas tener en cuenta qué espacio tienes y si la tendrás en el interior de la casa o en el exterior. Dependiendo del tipo de instalación que puedas montar, sea un terrario, un acuario o un tortuguero en el jardín, te convendrá más hacerte con una tortuga de una especie o de otra.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012