Cómo dirigir una carta a un juez

Si en una carta informal o un escrito comercial ya resultado complicado establecer una forma de expresión adecuada, tener que dirigir un escrito a un juez impone desde el mismo momento en que nos ponemos delante del ordenador o del papel.

Ante todo, seamos conscientes de la importancia del escrito y tomemos el tiempo necesario para redactarlo con la mayor corrección posible. Leeremos varias veces la carta, alguna de ellas en voz alta, y cuando estemos seguros de que el contenido se ajusta a nuestra intención, podremos dar por terminada su redacción.

Debemos tener en cuenta una serie de cuestiones muy importantes:

A la hora de dirigirnos al juez, emplearemos “Honorable”, que se puede abreviar con “Hon.”, seguido por su nombre completo. En la segunda línea pondremos el título oficial del juez y, a continuación, la dirección de la corte o juzgado. Revisaremos esta información para que no hay problemas y la carta se entregue en su destino de forma adecuada. Esta fórmula que hemos indicado podemos utilizarla tanto en la parte exterior del sobre como en la parte superior del encabezado.

Para comenzar el escrito propiamente dicho, podemos utilizar la fórmula “Estimado Juez” seguido por su primer apellido.

En la exposición de los detalles y el contenido debemos ser especialmente cuidadosos de no tener errores ortográficos ni de información. Nada peor que confundirnos y hablar de un tema que no corresponde o mandar una carta plagada de faltas a un letrado. Si la escribimos manualmente, debemos asegurarnos de que todas las letras son perfectamente legibles, especialmente en el sobre. Si hay dudas en la dirección, la carta podría no llegar a su destino, complicando nuestra comunicación. Es muy recomendable que llevemos personalmente la carta a correos y que allí nos aseguren el modo de que llegue a nuestro destinatario.

 

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 02/12/2013