Cómo evitar infringir la ley del copyright

La palabra copyright es originaria de la legislación anglosajona, donde indica la parte patrimonial correspondiente a los derechos de autor. Para los juristas, copyright designa a las relaciones que se establecen entre los miembros de la sociedad y los autores. A pesar de la importancia de las creaciones artísticas a partir del Renacimiento, no fue hasta el siglo XVIII cuando se comenzaron a proteger las reproducciones de libros y mapas. En la actualidad, la facilidad para vulnerar los derechos de autor en cualquier lugar del mundo debido a las posibilidades que ofrece internet, impulsaron el uso de este medio para proteger las creaciones artísticas originales, tanto en las composiciones musicales, el cine, la fotografía y otras artes.

Para evitar incurrir en un delito contra el copyright, es importante saber que podemos desarrollar ideas ya utilizadas, pero no podemos copiar de forma literal otros trabajos con el objetivo de obtener un beneficio por ello. Si nos vemos obligados a recurrir al material de otro autor, lo más sencillo es citar la fuente empleada o pedir una licencia para utilizar dicho trabajo antes de publicarlo. Es un procedimiento sencillo porque unicamente debes contactar con el propietario de los derechos y alcanzar un acuerdo, autorización para su uso o comprar los derechos. Otra opción para evitar infracciones consiste en comprar las copias originales y no realizar descargas ilegales o copias fraudulentas.

Los delitos contra el copyright pueden derivar en graves indemnizaciones o sanciones económicas por daños y perjuicios. Así que conviene pensar en lo que hacemos antes de que nuestro error desencadene males mayores.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 01/14/2013