Cómo preparar las oposiciones a notario: consejos básicos

Una oposición a notario es una fase eliminatoria muy difícil para el funcionario público y exige una preparación y conocimiento integral que puede durar hasta 9 años de estudio.

Los notarios son funcionarios cuyo trabajo es firmar e intervenir en los documentos privados de carácter legal y público. Tienen la autoridad para dar fe pública sobre cualquier documento privado o público y además ejercen como consultores y custodios de procesos legales. Es una profesión que conlleva una gran admiración por parte de la sociedad, y es por ello la dureza de las oposiciones a notario, y si bien son muy complicadas, también son ambicionadas por los estudiantes de leyes.

Los estudiantes que se encuentran en esta fase empeñan en promedio nueve años de estudios para lograr este tipo de trabajo, por supuesto, muchos no logran obtenerlo. Es indispensable estudiar aproximadamente 10 horas cada día de la semana exceptuando alguno, el cual se reserva para descansar de los estudios debido a su compleja intensidad. La vida cotidiana de los aspirantes a esta profesión debe ser serena, deben desarrollarse en un ambiente ideal para el estudio y de esta manera tener la capacidad de pasar extensos periodos de estudio, con acceso a los textos especializados en leyes y a Internet como herramienta de apoyo.

Muchos aspirantes a oposiciones a notario necesitan el apoyo de profesionales que los conduzcan y les administren el ritmo de sus estudios. Por la cantidad de temas de estudio es impensable contar con la supervisión de un profesional que pueda asesorarlos y corregir sus defectos en ciertos temas o reponer sus retrasos en el temario. Dado que la oposición comprende tres ejercicios distintos como el dictamen, el oral y el escrito, cada etapa del estudio debe estar ubicada a esa preparación específica.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 03/04/2013