Cómo redactar un contrato de alquiler de una vivienda

Si eres propietario de una vivienda que deseas alquilar, salvo que dejes la gestión del inmueble en manos de una agencia de alquileres o una inmobiliaria, debes plantearte la forma correcta de redactar un contrato de alquiler. En el contexto actual, la demanda de alquileres es mayor que la de compra de inmuebles, por lo que si estás dudando todavía quizás haya llegado el momento de rentabilizar ese bien que sólo genera gastos.

Recientemente el sector de los alquileres ha sido objeto de una serie de medidas y disposiciones reguladoras por parte del gobierno de España, por lo que debes tener en cuenta una serie de novedades que rigen el desarrollo de las relaciones entre caseros e inquilinos. Se trata del Proyecto de Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler de Viviendas, que deberías revisar antes de concretar alguna de las cláusulas decisivas.

En cualquier caso, pese a las novedades pendientes de aprobación, hay una serie de normas en lo que se refiere a la redacción del contrato que deberemos seguir. Puedes descargar una de las plantillas que se utilizan habitualmente y adaptarla a las características de tu caso. En primer lugar, se deben mencionar todos los datos del arrendador y del arrendatario, incluyendo el DNI de cada uno de ellos. También debe figurar la dirección del inmueble objeto del contrato, así como el período de validez del mismo y el importe que deberá abonar el inquilino en cada cuota.

Para que no haya problemas posteriores, es conveniente detallar en una serie de cláusulas las obligaciones de cada una de las partes y detalles como el período en que debe abonarse el alquiler, si se entrega una fianza y por qué valor, el modo en que se compensarán posibles desperfectos, los gastos que se incluyen y cuáles deben ir por cuenta del inquilino,…

Otros datos interesantes que deben detallarse son si se permite la prórroga y por qué período y si permite el casero que se subarriende total o parcialmente la vivienda. En caso de que la casa esté amueblada y contenga otros objetos, podemos añadir un inventario para evitar sustracciones.

El documento debe firmarse por ambas partes en cada hoja del contrato, reconociendo cada uno de los puntos o cláusulas, indicando la fecha de formalización del mismo y el lugar.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 12/21/2012