Cómo se pagan las horas extras trabajadas

Desde la perspectiva del trabajador, cada hora extra realizada supone un esfuerzo adicional que debe recompensarse de forma adecuada, dentro de unas directrices que permitan que no se vulneren sus derechos laborales. Desde el punto de vista del empleador o empresario, es indispensable conocer el funcionamiento y cálculo de cada una de las horas extra, a fin de no incurrir en la comisión de infracciones y realizar un pago adecuado a los convenios y regulaciones.

De hecho, la ley establece que no se puede obligar a ningún trabajador a realizar una jornada superior a la pactada salvo que se trate de situaciones de fuerza mayor, en las que resulta imprescindible que participen de la actividad. Podrían servir como ejemplo aquellos casos en los que corren peligro inminente las personas, bienes del centro de trabajo o podría alterarse de forma grave la continuidad de la actividad productiva desarrollada por la empresa.

El trabajador debe conocer esta prohibición, ya que si se impone la obligación de realizar horas extra, el empresario está incurriendo en un delito que se sanciona con una infracción de tercer grado. Esta sanción se traduce en el pago de la totalidad del valor atribuido a la hora extra. Del mismo modo, si se consiguiera demostrar la existencia de horas extras trabajadas, aunque no fuesen impuestas de forma directa por el empleador, la empresa debería remunerar de forma correspondiente al entender que se otorgó de forma tácita.

El cálculo de la sobretasa que debe aplicarse a cada hora extra es variable, y la mayor parte de las agrupaciones sindicales establecen en los convenios laborales correspondientes la remuneración correspondiente. En principio, para las dos primeras horas, el pago no debería ser inferior al 25% del valor total y para las siguientes, no menos del 35%.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 01/14/2013